C/LA ESTACIÓN 7, 01120 MAEZTU

}

L-D de 9:30 a 14:30h

El Proceso del pan

En Mendialdeko Ogia elaboramos pan artesano y ecológico. Nuestro pan está elaborado con ingredientes de calidad, certificados en ecológico, harinas limpias y una clara norma de no emplear mejorantes. Cada pieza de pan o de repostería pasa por nuestras manos lo que confiere a nuestros panes ese inconfundible carácter artesano.

El proceso de elaboración de nuestros panes, que dura unas 48 horas, se inicia cuando alimentamos la masa madre de cultivo y acaba con el horneado en nuestro horno de leña. El cuidado de que la masa madre esté en su punto, los amasados suaves, respetuosos con la masa, los pliegues, los reposos, la larga fermentación, y el formado a mano de cada una de las piezas. Mientras las piezas duermen ya formadas en frío, nosotras calentamos nuestro horno de leña, con maderas de haya y algo de roble de procedencia local.

Mientras las piezas duermen ya formadas en frío, nosotras calentamos nuestro horno de leña, con maderas de haya y algo de roble de procedencia local.

El contraste de temperaturas y nuestra solera de piedra nos regalan hogazas crujientes, con migas voluptuosas y húmedas, con el carácter dulce de la fermentación natural y una acidez sutil y equilibrada. Una hogaza que recuerda a tiempos pasados, que proporciona gran cantidad de nutrientes fácilmente digeribles gracias a la larga fermentación y a la materia prima de primera calidad. Humildemente intentamos que el pan tenga ese papel tan importante que tenía antiguamente y que en las últimas décadas le hemos arrebatado. Devolver al pan la categoría de alimento.

Este proceso se repite a diario, pero nunca es exactamente el mismo. La magia que ocurre en el proceso del pan está llena de vida, y como todo proceso vivo depende de infinitud de factores, que a pesar de pensar que tenemos controlados a menudo nos muestran que todavía hay mucho que aprender. El proceso es antiguo e intuitivo. Es ciencia y artesanía. Filosofía de vida.

Respostería

Cuando elaboramos nuestro pequeño surtido de dulces nos guiamos por los mismos principios que con el pan. Las mejores materias primas, siempre ecológicas, y un buen proceso. Buena mantequilla, azúcar de caña, chocolate, huevos, leche, naranja confitada por nosotros mismos, aceite de oliva y de girasol. Reposos y fermentaciones en frío. Horneado cuidadoso, cuando el horno de leña empieza a caer. Son dulces sencillos y artesanos, de los de toda la vida.